EWCS 2010 - Competencias, formación y perspectivas profesionales

Una mayor cantidad de trabajadores recibe formación en su puesto de trabajo

¿Ha recibido formación pagada por su empresa/organización, o por usted mismo si es autónomo, durante el año anterior? (q61a)

Aunque el objetivo de las políticas europeas es incrementar el número de puestos de trabajo disponibles, no es menos importante recurrir en mayor medida a las competencias y los conocimientos especializados de los trabajadores con el fin de potenciar su productividad, aun cuando no sea sino mediante la creación de unas condiciones que promuevan la adquisición de cualificaciones y fomenten la autonomía de los trabajadores. Tanto la formación como la organización del trabajo juegan un papel importante en este sentido.

La quinta Encuesta europea sobre las condiciones trabajo ha revelado que, en 2010, la formación costeada por los empresarios había alcanzado un nivel máximo desde 1995 (en la UE-15): el 34 % los trabajadores había recibido formación durante los 12 meses anteriores a la encuesta. Se invierte así una tendencia de 15 años en los que la formación a cuenta del empleador no había registrado ningún aumento (en realidad, la cifra disminuyó entre 2000 y 2005).

'La importancia de este resultado radica en el hecho de que muchos países europeos parecen haber reconocido la importancia de la formación. El tiempo dirá si se trata de una tendencia sostenida. De hecho, el contexto económico puede haber jugado un papel', señala Maija Lyly-Yrjänäinen, directora de investigación de Eurofound. 'Muchos de los programas de reducción de jornada incluyen formación. Además, es posible que los empleados se hayan revelado más activos.’

Por otro lado, la formación en el puesto de trabajo ha adquirido una mayor difusión, ya que en 2005 se ofrecía al 24 % de los empleados y alcanzó al 30  % en 2010.

La nueva herramienta de presentación gráfica de encuestas de Eurofound ofrece pleno acceso a todos los datos de la quinta Encuesta Europea sobre las condiciones de trabajo, así como una presentación gráfica útil y atractiva de la evolución de las condiciones de trabajo entre 1991 y 2010.

Las oportunidades de formación no son iguales para todos los trabajadores 

La quinta Encuesta europea sobre las condiciones de trabajo puso de relieve que los trabajadores fijos se benefician en mucho mayor medida de una formación a cargo de su empresa que los empleados en otros regímenes: en 2010, el 39 % de los trabajadores fijos recibió formación a cuenta de su empresario, frente a únicamente un 26 % en el caso de otros trabajadores.

‘Queda claro, conforme a los resultados que hemos obtenido, que los tipos de contrato que vinculan al trabajador con la empresa son muy importantes‘, afirma Greet Vermeylen, director de investigación de Eurofound. ‘Si se dispone de un contrato permanente, las posibilidades de desarrollo profesional aumentan, así como las posibilidades de aprender más y de enfrentarse a retos que, en última instancia, contribuirán a crear un mejor y más satisfactorio entorno de trabajo.‘

Durante los últimos 12 meses, ¿ha recibido formación pagada por su empresa?

Situación laboral: trabajadores con contratos permanentes

La situación en cuanto a los grupos profesionales también es diversa. Los empleados administrativos altamente cualificados se encuentran en la situación más favorable: un 47 % recibe formación costeada por su empresario, frente al 36 % de los empleados administrativos escasamente cualificados. Aunque todos los grupos profesionales se beneficiaron de un aumento del acceso a la formación costeada por el empresario entre 2000 y 2010, la situación de los trabajadores manuales mejoró más que la de los empleados administrativos, ya que el porcentaje de los primeros que disfrutó de acceso a la formación pasó de un 18 % a un 22 %. Aunque este incremento fue mayor que el registrado entre los empleados administrativos, los trabajadores manuales siguen recibiendo menos formación.

La edad también es importante: el 30 % de los trabajadores de más de 50 años recibe formación costeada por su empresario, frente al 36 % de los trabajadores de edades comprendidas entre 30 y 49 años. La diferencia entre los grupos de edad ha disminuido.

Durante los últimos 12 meses, ¿ha recibido formación pagada por su empresa/organización, o por usted mismo si es autónomo? (q61a)

 

La formación pagada por los trabajadores ha aumentado en un 50 % durante los cinco últimos años

Casi uno de cada diez trabajadores (9 %) se sufragó su propia formación laboral en 2010, según revela la quinta Encuesta europea sobre las condiciones de trabajo. Tal cifra representa un incremento del 50 % con respecto a los cinco últimos años.

'Aunque debamos felicitarnos de un aumento de la formación, que se adecua a los objetivos de las políticas europeas, nos gustaría matizar esto hasta cierto punto: sería muy difícil afirmar que los niveles de formación son elevados’, señala Agnès Parent-Thirion, responsable de encuestas y análisis de tendencias de Eurofound. 'Asimismo, los trabajadores con más estudios son los que reciben y costean su formación. Las desigualdades entre los trabajadores administrativos altamente cualificados y los trabajadores manuales escasamente cualificados son elevadas en el ámbito de la formación en general y significativamente mayores si se atiende a la formación costeada por los propios trabajadores. '

La relación entre la formación en el puesto de trabajo pagada por la empresa a los trabajadores administrativos altamente cualificados y los trabajadores manuales escasamente cualificados pasa de una proporción de 1 a 2 a otra de 1 a 5 cuando se trata de la formación pagada por el propio trabajador.

Estos resultados confirman que el aumento de las competencias de los trabajadores requieren una política ambiciosa y a múltiples niveles en la que todas las partes desempeñen su función.

La nueva herramienta de presentación gráfica de encuestas de Eurofound ofrece acceso directo a todos los datos de la quinta Encuesta Europea sobre las condiciones de trabajo, así como a una presentación gráfica útil y atractiva de la evolución de las condiciones de trabajo entre 1991 y 2010.